Hacia la nueva senda de la contratación administrativa

Hacia la nueva senda de la contratación administrativa

Más transparente, más responsable, más ágil y con un claro protagonista: las PYMES, que representan el 99,9% de las empresas españolas. Así se presenta la nueva Ley de Contratos del Sector Público, cuya aprobación y puesta en marcha está prevista para el mes de abril de 2016.

A falta de las modificaciones que pueda sufrir en el trámite parlamentario, el anteproyecto ya nos da las claves para que las empresas, sobre todo las PYMES, se adapten a lo largo de este año a las nuevas normas de juego que, en principio, serán favorables para ellas.

Aquí van las principales novedades previstas:

  • Prioridad a las empresas responsables. Por primera vez, se tendrán en cuenta criterios como la calidad, los aspectos sociales, medioambientales y de innovación y desarrollo de las empresas. Un aspecto que las PYMES ya están teniendo en cuenta (el 83% de las empresas que solicitan el SGE 21, la certificación europea de gestión ética, son PYMES).
  • Incentivo a la división de los contratos en lotes, lo que supone de facto una vía de acceso de las PYMES a la contratación pública.
  • Penalizará las ofertas “anormalmente bajas”, al objeto de evitar el ahorro de costes basado en la falta de respeto a los derechos de los trabajadores.
  • Más garantías para las PYMES. El licitador podrá comprobar el cumplimiento de los pagos y los plazos de cobro que el contratista por parte del contratista principal a las PYMES que subcontrate.
  • Generalización de las “declaraciones responsables”. Se podrán utilizar en más casos y se regulará con detalle su contenido, reduciendo las cargas administrativas.
  • Normas más estrictas. Se garantiza el respeto a los derechos de los trabajadores y se excluirá a los contratistas que no cumplan con la legislación.
  • Contratación electrónica como norma general. A través de las nuevas tecnologías el proceso de contratación resultará más ágil y transparente.
  • Medidas contra el fraude y la corrupción: se suprime el procedimiento negociado por cuantía; el perfil del contratante será crucial en la publicidad del proceso de contratación. Además, se registrarán todos los contratos y será obligatoria la comunicación de los datos de contratos de importe igual o superior a 5.000€.

Recordad que en cualquier relación con la Administración Pública, como un proceso de licitación, es importante contar con asesoramiento experto.

Si queréis conocer más en profundidad los detalles del Borrador del Anteproyecto de Ley de Contratos del Sector Público del 20 de abril de 2015, podéis consultarlo a través del enlace.